background

Diabetes y salud bucal

69% de los mexicanos considera que la diabetes puede ocasionar graves problemas de salud bucal


· Sólo 30% de los mexicanos revisa su salud de manera cotidiana

· 38% de los mexicanos reconoce que el estado de salud de su boca es regular o malo. No obstante, sólo se cepillan los dientes dos veces al día.

· 43% reconoce tener caries dental. 

Fecha de Publicación
18 de agosto de 2016

Categoría
Salud


Infografía

Haz click sobre la imagen para ampliar
Descargar presentacion


Metodología

Encuesta telefónica aplicada a una muestra de 722 mexicanos de la República Mexicana, que cuentan con línea telefónica en su hogar. Dos sesiones de grupo con personas que viven con diabetes y con padres de familia de adolescentes con diabetes. Diez entrevistas a profundidad con pacientes que viven con diabetes tipo 2 y médicos especialistas.



La diabetes, principal causa de muerte en México según la OMS, es un padecimiento capaz de ocasionar graves problemas de salud bucal considera 69 por ciento de los mexicanos encuestados por el Centro de Opinión Pública de la Universidad Tecnológica de México (UNITEC).

La Universidad Tecnológica de México (UNITEC), consciente de la necesidad de ofrecer a la sociedad información objetiva, confiable y oportuna sobre los temas que le conciernen y que están vinculados a la formación integral de sus alumnos, crea el Centro de Opinión Pública UNITEC, y presenta su primer estudio cuyo objetivo es conocer las opiniones y percepciones de la población en torno a la diabetes y su vinculación con la salud bucal.

Si bien los padecimientos que más relacionan los mexicanos de manera espontánea con la diabetes son los visuales (43%), renales (39%), amputaciones (39%) y los problemas en los pies (36%), siguiendo los de la boca con 19%; ante la pregunta puntual, 60 % de los participantes relacionan la salud bucal y la diabetes.

Especialistas consultados como parte de este estudio explicaron que una de las causas que generan resistencia por parte de los pacientes a tratarse, es que necesitan visitar a muchos especialistas. En particular, recomiendan que exista atención del odontólogo de manera permanente y continua a pesar de resultar molesta e incómoda la mayor parte de las veces.

Según los hallazgos del estudio, 38% de los participantes encuestados comenta que el estado de su salud bucal es regular o malo, a pesar de lo cual, cerca de 50% admite que cepilla sus dientes dos o menos veces al día. Solamente 39% acude al dentista para realizar una revisión cotidiana. La mayor parte (56%) lo hace cuando hay una molestia leve o importante en alguna pieza dental. 43% de los entrevistados reconoce que tiene caries, 32% sensibilidad dental y 20% ha perdido piezas dentales.

Además, se piensa que la diabetes y sus implicaciones representan un problema grave (46%) y muy grave (45%) para el Sistema de salud en nuestro país.

La diabetes por si sola es considerada una enfermedad grave por parte de los participantes (9.2 en una escala de 0 a 10 puntos) y se vincula claramente con los altos niveles de azúcar o glucosa en la sangre (51% de los entrevistados así

respondió de manera espontánea). Sin embargo, al profundizar en el tema 37% no sabe cuántos tipos de diabetes hay y 27% considera que hay tres o más.

41% de los participantes reconoce que en su familia hay personas que viven con diabetes (2 personas por familia en promedio), dato que coincide con los que reporta la Secretaría de Salud. Incluso, 24% de los participantes admite que algún miembro de su familia ha fallecido a causa de esta enfermedad.

Preocupación (48%), miedo (46%) y depresión (34%) son los sentimientos que más se asocian a las personas que tienen el padecimiento, debido a la gravedad que se le atribuye y a la falta de información que se tiene respecto de la enfermedad y sus implicaciones.

Cerca de 50% considera que la diabetes tipo 1 y 2 se pueden prevenir. De acuerdo con la opinión de los médicos, solamente la diabetes tipo 2 se puede prevenir, pues está íntimamente asociada a problemas como el sobrepeso, la obesidad, y el síndrome metabólico.

Tener diabetes se asocia con la necesidad de seguir una dieta que no es sencilla (71%) y con un incremento importante en el gasto familiar (60%). Quienes viven con diabetes reconocen que estos dos temas son muy complicados de manejar, pues la dieta y el cuidado en la alimentación pueden convertirse en una carga muy pesada para el propio enfermo y la familia. El gasto que implica la enfermedad es, en muchos casos, determinante del tipo de tratamiento al que se someten los pacientes y el seguimiento que hacen del mismo.

La participación de todos los sectores de la población será indispensable para erradicar los mitos que, alrededor de esta enfermedad, existen y asegurar que pacientes y familiares actúan con conciencia al respecto.