background

Guadalajara ¿Una ciudad transitable?

Para 65% de los habitantes de Guadalajara la distancia es un factor determinante a la hora de elegir trabajo o escuela


· 4 de cada 10 reconoce que el tiempo de traslado ha influido negativamente en su desempeño

· La movilidad en la ciudad afecta la vida social de los tapatíos.

· La mitad ha dejado de asistir a algún evento social por el tiempo de recorrido o la inversión que implica 

Fecha de Publicación
Guadalajara, Jalisco. 30 de agosto de 2016

Categoría
Sociales


Infografía

Haz click sobre la imagen para ampliar
Descargar presentacion


Metodología

Encuesta telefónica aplicada a una muestra de 426 habitantes de Guadalajara y su zona conurbada, que cuentan con línea telefónica en su hogar.



Ante los crecientes problemas de tráfico que afectan la movilidad en Guadalajara, 41 por ciento de los habitantes de esta ciudad admite que los tiempos que tienen que emplear para trasladarse hacia sus diferentes destinos, han afectado su desempeño académico y laboral, de acuerdo con el estudio Guadalajara: ¿una ciudad transitable?, elaborado por el Centro de Opinión Pública de la Universidad Tecnológica de México.

Según la encuesta realizada en Guadalajara y su zona conurbada, 29% de los consultados indicaron que han pensado en mudarse de casa o zona para facilitar sus traslados; mientras que 65% considera la distancia como un factor determinante para elegir trabajo o escuela.

La movilidad en las grandes metrópolis es, cada vez más, un tema fundamental en la vida de quienes habitan las ciudades. De acuerdo con datos del Reporte Nacional de Movilidad Urbana en México 2014-2015, publicado por la ONU- Hábitat, los problemas de movilidad en las ciudades tienen implicaciones serias en muchos ámbitos: seguridad, competitividad, prosperidad urbana, en el ámbito social y ambiental, por lo que se requieren medidas urgentes y estrategias claras orientadas al mejoramiento de la movilidad urbana1.

El Centro de Opinión Pública de la Universidad Tecnológica de México (UNITEC), consciente de la necesidad de ofrecer a la sociedad información objetiva, confiable y oportuna sobre los temas que le conciernen y que están vinculados a la formación integral de sus alumnos, realizó un ejercicio de investigación aplicada con 426 habitantes de Guadalajara y su zona conurbada, a fin de conocer sus opiniones y percepciones en torno a la movilidad, cada vez más compleja, en esta zona.

De este modo, se logró establecer que los tapatíos enfrentan un problema importante de movilidad; lo que se ve reflejado en un alto costo asociado en los traslados cotidianos (39% de los usuarios del transporte público gastan entre $21 y $50 diarios) y en una inversión en tiempo significativa (36% invierte entre 1 y 3 horas diarias solamente a sus traslados).

La vida social y recreativa de los tapatíos se ha visto seriamente afectada por los problemas de movilidad que se perciben en la ciudad. 50% de los participantes reconoce haber dejado de ir a un evento debido al tiempo que le toma trasladarse o el costo de este traslado y 47% ha dejado de realizar alguna actividad recreativa por la misma causa. Medir el efecto emocional de estas acciones puede resultar muy complejo, pero no cabe duda que sentirse limitado en el diario acontecer puede ser un importante generador de estrés para la población.

71% de los entrevistados manifiesta que se siente preocupado por sufrir un robo o asalto, 49% reconoce una tendencia a sentirse estresado al moverse en la ciudad y 47% percibe cierta hostilidad por parte de otros cuando se mueve en la ciudad.

57% de los usuarios de transporte público percibe que los conductores no manejan con el cuidado necesario para evitar accidentes y en términos generales se percibe una tendencia a no ser precavido ni respetuoso de las reglas de tránsito, particularmente respecto de peatones y motociclistas.

En general, el transporte público recibe evaluaciones de entre mal y muy mal respecto de aspectos como la responsabilidad de los choferes (56%), el mantenimiento a las unidades (69%), los tiempos de traslado (60%), la seguridad que ofrece la policía a los usuarios (65%) y la disponibilidad de rutas del transporte público (52%). 43% de los tapatíos considera que el transporte público se mantiene igual de mal que el último año.

Por su parte, las vialidades tampoco tienen evaluaciones positivas. En general se considera que las condiciones de las calles son inadecuadas o muy inadecuadas (67%), que la coordinación de los semáforos es inadecuada (49%), que la policía ofrece una seguridad inadecuada a automovilistas y ciclistas (66%) y que se vive un verdadero problema de estacionamiento en la ciudad (70% lo califica de inadecuado o muy inadecuado).

Si el servicio de transporte público mejorara en calidad, 88% de los actuales usuarios del transporte privado estarían dispuestos a utilizarlo en sus traslados diarios.

Se convierte en una necesidad importante diseñar estrategias que favorezcan la movilidad en la ciudad, que busquen minimizar los problemas asociados y que, en última instancia, mejoren la calidad de vida de los tapatíos. 

1 http://www.onuhabitat.org/Reporte%20Nacional%20de%20Movilidad%20Urbana%20en%20Mexico%202014-2015%20- %20Final.pdf