background

Panorama de la Enfermería en México

Enfermería en México: déficit de profesionales que no deben ocuparse en tareas administrativas.


32% considera que los más difícil de ser enfermero es lidiar con situaciones emocionales.

Para ser enfermero se requiere carrera profesional: 84%

Adultos mayores, el sector que más apoyo necesitará de los enfermeros.

Fecha de Publicación
Ciudad de México, 14 de diciembre de 2016

Categoría
Salud


Infografía

Haz click sobre la imagen para ampliar
Descargar presentacion


Metodología

Encuesta vía internet respondida por 521 cibernautas, de los cuales 44% son hombres y 56% mujeres, edad promedio de 39 años, efectuada durante el mes de octubre de 2016.



De acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud contar con personal de enfermería es muy importante por las distintas actividades que desarrollan: están en la línea primaria de atención, promueven la salud, previenen enfermedades, desarrollan actividades docentes, generan conocimiento y pueden gestionar programas y servicios de salud. Pese a esta labor trascendental, la enfermería en México presenta grandes retos que contemplan desde la formación, capacitación y especialización del personal hasta incrementar el número de profesionistas en esta materia.

El Centro de Opinión Pública de la Universidad Tecnológica de México (UNITEC), consciente de la necesidad de ofrecer a la sociedad información objetiva, confiable y oportuna sobre los temas que le conciernen y que están vinculados a la formación integral de sus alumnos, realizó una encuesta a 521 cibernautas a fin de conocer sus opiniones y percepciones en torno al panorama de la enfermería en nuestro país.

Para 93% de los respondientes, la enfermería es una profesión necesaria y 77% considera que el número de enfermeros es insuficiente para atender las necesidades de la población mexicana.

Al preguntar sobre las actividades más importantes que desempeñan los enfermeros, los participantes destacan en primer lugar con un puntaje de 9.2 (en una escala de 0 a 10 puntos): Ayudar a la recuperación física de los pacientes y acompañar a los enfermos en fase terminal (9.2); enseñanza u orientación a otras enfermeras y atender urgencias médicas (9.1) y en tercer lugar, orientar al paciente (8.9). La labor menos importante con 7.2 puntos es la relacionada con tareas administrativas.

En temas de preparación y profesionalización, se considera que los enfermeros están capacitados en cuestiones de vacunación (91%), para orientar a la población en temas de salud reproductiva (79%), orientación sobre vida saludable (78%) y en prevención de enfermedades como obesidad, diabetes e hipertensión (77%). Detectar tempranamente enfermedades es el área donde se percibe que los enfermeros están menos capacitados (57%). 

84% opina que para ser enfermero se requiere de carrera profesional, incluso al cuestionar a los participantes qué tipo de enfermero prefieren ante un proceso de recuperación, 62% optaría por uno formado profesionalmente aunque carezca de experiencia. Por otra parte, 57% prefieren un enfermero con experiencia aunque no se muestre amable con el paciente; los respondientes se inclinan por tener enfermeros que revisen las instrucciones del médico antes de ejecutarlas 91% versus aquellos que siguen sin cuestionar las indicaciones del médico (9%).

A pesar de que sólo 24% preferiría, en un contexto de recuperación, un enfermero del mismo género, el porcentaje se triplica entre las mujeres, para este grupo tener el acompañamiento de una enfermera es preferible.

Entre las prioridades que México debería atender en materia de enfermería la opinión se divide entre la especialización con 51% y la formación de enfermeros con conocimientos generales (49%). En ambos casos la urgencia de profesionales de la enfermería es un reto pendiente del país no sólo para atender a la población de acuerdo a las recomendaciones de la Organización Panamericana de la Salud sino también para estar preparado para responder a las diferentes necesidades de grupos específicos; en opinión de los participantes, los adultos mayores será el sector que más apoyo requerirá de los enfermeros (23%).

En términos generales, esta profesión es bien valorada por los cibernautas, aunque la perciben como una profesión difícil (55%) y muy difícil (38%) cuyas complicaciones principales están asociadas con lidiar con situaciones emocionales (32%), tratar con pacientes (25%) ver morir a alguien (16%). Consideran que es una profesión muy respetable (71%) aunque riesgosa (83%), estresante (93%) y no siempre valorada por los médicos, pacientes o familiares de éstos, incluso externan que los enfermeros reciben trato irrespetuoso por parte de los familiares de los pacientes (36%).

En este sentido, los actores involucrados en los temas de salud y educación, debemos fortalecer la preparación de los enfermeros, dotándolos, además de los conocimientos técnicos necesarios, con habilidades y competencias que les permitan enfrentar eficientemente los retos de esta, tan importante labor.